La carretera

La carretera

La carretera principal del poblado va de norte a sur en dirección al lago y constituye el eje principal al que dan las ínsulas y las calles secundarias que delimitan los barrios. A lo largo del lado oeste de la carretera se encuentran las dos monumentales construcciones bizantinas, expresión de la presencia hebrea y cristiana en Cafarnaún: la sinagoga y la iglesia octagonal.

La carretera, construida con guijarros y piedras, sigue la pendiente natural del paisaje que desde las colinas desciende hasta el arenal y hace también de conector de las aguas pluviales que desembocan en el lago. El tramo que se ha descubierto es de unos 110 m de longitud.
Una serie de tiendas y pequeñas placetas frente a las casas dan a la carretera. La misma casa de Simón Pedro limitaba con la calle y tenía la entrada principal por el lado de la carretera, precedida por una pequeña extensión de terreno en la que se reunían las personas para encontrarse con Jesús (Mc 1,32-34; Mt 8,16-17; Lc 4,40-41).

Con la expansión del poblado hacia la parte oriental, se construyeron una serie de tiendas que invadieron la carretera y redujeron su anchura. Tampoco el acceso a la Domus Ecclesia, del s. IV, y de la posterior iglesia octagonal se realizó por la carretera principal, sino a lo largo de las calles secundarias que delimitaban la zona sagrada cristiana.