Domus ecclesia: la disposición del siglo IV

Reconstrucción hipotética de la Domus ecclesia en lo siglo IV

Después de la segunda mitad del siglo IV, se verificó una importante transformación en toda la zona: la sala venerada se convirtió en el centro focal de un vasto y organizado complejo sagrado.

Mediante un nuevo atrio, construido en la parte oriental de la sala y pavimentado con cal blanca, los fieles podían acceder al lugar venerado, repavimentado con yeso policromado y dividido en dos por una gran arcada mediana que sostenía el nuevo techo de terraza. Una renovada decoración pictórica recubrió las paredes de la sala: sobre un fondo homogéneo blanco-crema se pintaron sujetos no ilustrados como paneles geométricos, bandas de color y racimos de fruta y flores.

Los cristianos que llegaron a Cafarnaún comenzaron a dejar huella de su paso escribiendo su nombre o el monograma de Jesús y algunas invocaciones litúrgicas en las paredes de la sala. Los peregrinos llegaban también desde lejos: son muchos los grafitos en lengua griega y también en siriaco, arameo y latín.

Entre estos peregrinos se encuentra también la famosa Egeria que, alrededor del 380 d.C., describió la misma casa del «príncipe de los Apóstoles» (Pedro) transformada en iglesia.

Hecho excepcional fue el hallazgo de fragmentos de yeso pintados y grafitos en el interior de la sala venerada, que fueron reutilizados para elevar las cotas del pavimento de la iglesia posterior.

La disposición de la zona se concluyó con la construcción de una maciza pared de protección de las estructuras que la aisló del resto de la ciudad y que supuso también la demolición de alguna habitación. El acceso a toda la zona sagrada se realizaba por el norte y daba acceso a una nueva arteria de caminos.
Por los dos lados del nuevo atrio de acceso a la sala de oración se creó un espacio pavimentado de tierra batida y cal, superficie sólida para el tráfico peatonal. Un par de habitaciones adosadas al norte de la sala venerada servían probablemente para contener accesorios litúrgicos y las ofertas de los fieles. Los hallazgos encontrados en las otras habitaciones de la ínsula indican su uso continuado como vivienda.

LA SIGUIENTE FASE


La iglesia octagonal a fines del del siglo V: las excavaciones

Reconstrucción hipotética de la Domus ecclesia en lo siglo IV